LESION AL NACIMIENTO, PARALISIS CEREBRAL

Las lesiones al nacimiento pueden ser definidas como la lesión que sufre el feto durante la labor de parto y el alumbramiento. Aproximadamente 6 a 8 lesiones por 1,000 nacidos vivos ocurren en América cada año. Algunas de las lesiones más comunes son relacionadas a una prolongada o difícil labor, al uso de fórceps, a un alumbramiento abrupto (repetino), o a un prolongado sufrimiento fetal.

Las lesiones al nacimiento pueden ser variadas. Traumas a los nervios periféricos produce un grupo amplio de lesiones al nacimiento. Las lesiones al plexo braquial, o lesiones a la red de nervios interunidos en el cuello, son causados por el estiramiento de la raíces cervicales durante el alumbramiento, usualmente cuando la distocia de hombros está presente. La distocia de hombros ocurre cuando la cabeza del bebé ha alumbrado, pero los hombros no pueden ser liberados porque ellos están pegados detrás de los huesos púbicos de la madre. La parálisis de la parte superior de los hombros
( Parálisis de Erb ) es la más común de las lesiones del plexo braquial. La distocia de hombros puede ocurrir cuando un bebé es inusualmente grande. Un análisis de ultrasonido ayudaría a deteminar si el bebé es muy grande para pasar a traves de la pelvis materna por lo cual necesitaría un alumbramiento por cesárea.

Otro grupo de desordenes caracterizados por la pérdida de movimientos o pérdida de las funciones nerviosas es llamada parálisis cerebral. Estos desordenes son causados por lesiones al cerebro que ocurren durante el desarrollo fetal o cercanos al tiempo del nacimiento. La incidencia de parálisis cerebral es aproximadamente de 2 a 4 individuos por cada 1,000 nacimientos. La parálisis cerebral es causada por hipoxia ( oxígeno bajo) del cerebro. La clasificación de parálisis cerebral incluye: espasticidad, disquinecia, ataxia, y parálisis cerebral mixta. La parálisis cerebral espástica incluye cerca de la mitad de los casos.

Bebés nacidos con parálisis cerebral pueden no tener signos de la condición al nacimiento. Esto es porque el sistema nervioso del bebé necesita madurar aún después de que los signos parecen evidentes. Sin embargo , bebés con formas severas de parálisis cerebral pueden tener signos de la condición al nacer o inmediatamente después. Signos de cuadriplejia espástica incluye problemas de succión y de deglución, llanto debil o agudo, también un cuerpo muy flojo o muy tieso, irritabilidad cuando se despierta, dormir mucho. Algunos de los signos tempranos perceptibles a los tres meses de edad incluye la falla del bebé para girar con ruidos súbitos, no siguen los objetos con los ojos, o no muestran expresión facial.

Aunque no hay cura para la parálisis cerebral, los síntomas no progresan con el tiempo.
Si usted o alguien que usted conoce cree que un niño fue lesionado durante el proceso de nacimiento , llame a Mitchell Sanchez Firm LLC al 504-832-3120.

FREE CASE REVIEW

¿Qué es esto?  

Two Lakeway Center, Suite 1500
3850 N. Causeway Blvd.
Metairie, Louisiana 70001
(504) 832-3120 [Tel]
(504) 832-3155 [Fax]

El contenido de este sitio son para propósitos informativos solamente y no debe tomarse como asesoría legal. Si usted está en necesidad de cualquier consejo o tiene alguna pregunta, póngase en contacto con nosotros y estaremos encantados de ayudarle. Si necesita atención médica inmediata por favor llame al 911 oa su médico.

Copyright © 2019 All Rights Reserved. Sanchez Law Firm, Louisiana | Website Design By: eye9 Design